domingo, 9 de diciembre de 2007

Uno de esos dìas para recordar

Se acuerdan que yo vivo en la casa de Gran Hermano no?? Bueno, esta casa de estudiantes no van a pensar que es el palacio del Rey David, ni mucho menos, nuestra casa es vieja, hace ruidos, las cosas se rompen, y cuando arreglamos algo no dura ni dos dias. Esto que pasó fue un 21 de agosto del año 2005, y yo estaba en segundo año de la facu...

Era un día horrible y con probabilidad de chaparrones que se venían anunciando todo el dia; para esto, la casa donde vivimos las chicas ya se había inundado dos veces (estando todas o solo algunas presentes) y se esperaba, seguramente, otra mas.
En cuanto sentimos que sobre el techo de la cocina (que es de "plástico") se comenzó a escuchar no gotas de lluvia, sino ¡Estruendos! que caían con una fuerza impresionantes, Graciela se levantó de la silla y fue hasta la cocina, y levantó la tapa de la rejilla y, con su voz agudísima cuando grita dijo: ¡Chicas, ahí viene, ahí viene!! (entiendase, el agua subiendo pronto a inundarlo todo).
Imaginense el revuelo, todas mujeres, alborotadas, tomamos la situacion con humor que en fin... La cuestión es que al principio, en vez de hacer algo, nos quedamos como unas pavas mirando subir el agua por la rejilla. Una avivada agarró un secador del baño y de a una fueron tomando lo que habia al paso, los trapos de piso, las escobas y todos los baldes que habia en la casa.
Así, lo que recuerdo es a mi con una escoba tirando el agua en una rejilla que me mandaba Sil*... de la rejilla que rebalsaba, hasta que ella me pidio la escoba porque el secador del baño se le había roto!! (¡Justo en esos momentos!) De gusto ahí, me fui al pasillo donde Graciela sacaba el agua con un trapo y trataba de evitar que se moje la alfombra de la CAJA DE ZAPATOS (una habitacion que en realidad es un comedor). Ro*... y Flor*... con escoba y trapo respectivamente tirando agua en la rejilla del baño, y Flor*2... miraba de la puerta del pasillo, por el momento, me sumé a ella a mirar, y mi hermana (que tambien paso por la casa de Gran Hermano) era un 0, 0 aportación de nada, pero la justifecación fue que no había más trapos, ni más secadores, ni escobas. OK. Sigo. Flor*2... se puso a juntar agua de la rejilla que rebalsaba con Graciela. Y yo, viendo que la cosa no terminaba... iba a llamar a los bomberos! y las otras que no me dejaban hacerlo, encima. La situación era tragicómica. Entre todo este alboroto faltaba Totuga (chateando en el ciber) que cuando vino, estaba toda empapada, y se sumó a la congragación con un tapper, porque, encima, la canaleta también se rebalsaba por todos los huecos que unen las chapas que la forman.
Sí... cualquiera... y además, ¿se piensan qué hicimos todo esto calladas? No señor!!!... Alguna que puteaba, y las demás que jodían. Entre algunos comentarios se destacan, en mi memoria: "¡Traigan el patito inflable!", "Mina, te anseño un cursito rápido de natación", "¡Yo llamo a los bomberos!... (y de otra boca) ¡Pará que te ponemos el baby doll!!", "¡Los pasamos a la pieza 5!" , "¡Remen, re-men, re-men!", "Bienvenidos a las cataratas del Niágara!" y muchos: JAJAJAJAJ de todas.
AHHHHH!!! y falta lo mejor: ¿¿Quién tiene la culpa de todo?? La HDP de la dueña de la casa que nos cobra $800 el alquiler de una casa que por poco más se nos viene abajo. Y bueno... le ponés un poco de humor y la cosa funciona... ¿que no? Si es divertidísimo sacar agua durante una hora tratando de evitar que se moje la súper alfombra del lujoso living que tenemos a las 12 de la noche un lunes a la madrugada, horas antes de irte a cursar...

2 comentarios:

Juanjo dijo...

Gracias por tu visita, Mina. Espero verte más veces por mi casa.
Y ahora vengo a ver la tuya.
Esta entrada me recuerda mis tiempos de estudiante (obvio), y aunque inundación no, sí que llegamos a tener algún que otro percance.

Besos.

Juanjo dijo...

¿Has desactivado los comentarios en tus últimas entradas? ¿Es voluntario o algún problema de configuración?

Besos.